Bienvenido invitado. Puedes iniciar sesión o asociarse. Hoy es 08/08/2020

IDENTIFICARSE
E-mail:
Contraseña:
   Recordar


¿Olvidastes tu contraseña?
¿No estás registrado?
¡Hazlo aquí!




Publicado el 19 de Octubre de 2011 en Asignatura

 

 “Solo pedimos respeto”

alt

El profesorado de Religión católica y evangélica denuncia que se enfrenta a «prejuicios de otra época»

17.10.11 - 02:37 -

A. VILLACORTA |

LAS CIFRAS

144

alumnos de Religión evangélica matriculados este año. Hay tres profesoras de la asignatura para toda Asturias.  

42.091

estudiantes de Religión católica. El año pasado sumaban 42.241. Hay 270 docentes.

 

PROFESORADO DE RELIGIÓN EVANGÉLICA

«No somos una secta, pero lo piensan». La frase es María Teresa Álvarez Terán, Maite, una de las tres profesoras de Religión evangélica encargadas de impartir la materia a los 144 alumnos que han elegido estudiarla este curso en Asturias, seis más que el pasado año, cuando sumaban 138. Sólo se encuentran en la red de enseñanza pública. Y únicamente en tres centros educativos de Ribera de Arriba (con 61 estudiantes), Oviedo (con 59) y Siero (25). «La mayor parte, estudiantes gitanos, aunque cada vez más alumnos procedentes de Latinoamérica», subraya.

A pesar de que la matrícula aumenta, los docentes de la asignatura se sienten atrapados «entre dos frentes, en tierra de nadie», afirma esta profesora itinerante: «El de la predominante Religión católica y el de esa otra religión que se extiende: el ateísmo». Incomprendidos. «Víctimas de prejuicios propios de otra época», denuncia su colega, la pionera de las clases de evangélica allá por 1997, Eunice Moragrega.

«Y eso, a pesar de que el Principado nunca nos ha puesto ningún inconveniente y de que nuestra formación es muy dura, con dos años de estudios de asignaturas como Teología o Hermenéutica y el visto bueno de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España», añade.

Son los minoritarios, los que tienen que hacer «malabarismos para formar grupos» y «juntar a los alumnos de primero con los de cuarto». Pero, con todo, las cosas avanzan lentamente y, desde el curso pasado, ya cuentan con libros de texto de la editorial Akal. Eso sí, de momento, «sólo para primero y tercero de Primaria».

 

Los desarrollos de la Ley Orgánica de Educación (LOE), vigente desde 2006, no dejan lugar a dudas: todos los alumnos tienen derecho a elegir una materia confesional (católica, evangélica, islámica o judía), que es voluntaria. Y, quienes no lo hagan, recibirán la «debida atención educativa» por los centros de enseñanza que no puede implicar desventaja académica alguna para los que cursen Religión.

Con la demanda en evangélica al alza y sin ella para Religión islámica y judía, porque, según explica la Consejería de Educación y Universidades, «en el momento que un solo alumno lo pidiese, habría que poner un profesor», los docentes de la confesión mayoritaria han emprendido una batalla en la que denuncian que lo que el papel de la ley aguanta no se sostiene en la práctica.

 

 

PROFESORADO DE RELIGIÓN CATÓLICA

Agrupados en la plataforma Religión en la Escuela, de la que es portavoz Antonio Cabeza, profesor en el IES Escultor Juan de Villanueva, de Pola de Siero, los 270 docentes de Religión católica (unos 210 en Primaria y 60 más en Secundaria) llevan años denunciando que se sienten «discriminados». Y, con ellos, buena parte de sus 42.091 alumnos.

Sin convenio

«En primer lugar, porque carecemos de un convenio con el Principado que regule nuestras condiciones socio-laborales», explica Antonio Cabeza, Toño, que enumera los obstáculos de la asignatura en Bachillerato, su caballo de batalla: desde los centros educativos que ponen horarios incómodos que disuaden a los alumnos de matricularse a los estudiantes que no pueden utilizar el transporte escolar por esos mismos horarios imposibles o los que permiten el absentismo en la clase de Atención Educativa. Dificultades varias que, necesariamente, «repercuten en el empleo».

Con este panorama y también con los «prejuicios» rondándoles y a pesar de que la matrícula cae en picado en la transición de Primaria a Secundaria, cuenta que «está habiendo dificultades para cubrir vacantes en ESO y Bachillerato». Y no le extraña, dice, porque, además de la Declaración Eclesiástica de Idoneidad (DEI) que expide el Arzobispado, «es necesario tener la licenciatura en Ciencias Religiosas o en Teología o tener otra licenciatura y ser diplomado en esos estudios, que son muy específicos que no garantizan una estabilidad laboral, de la que ahora no gozamos».

«Aún así, siempre hay alguno que te señala pensando que estás ahí puesto a dedo por ser el sobrino de no sé quién». A unos y otros les compensa, aseguran, «la lección de compromiso y la motivación» de sus alumnos. «A la Administración y los colegas sólo les pedimos respeto».

 

NOTA DEL EDITOR WEB:

La imagen insertada pertenece al Departamento de REligión del IES Leopoldo Alas de Oviedo.

El artículo está tomado del diario "El Comercio" de Gijón en la fecha indicada en el encabezamiento.


 

No hay archivos en esta noticia.
BÚSQUEDA



 

APPRECE ASTURIAS
Ezcurdia, 176 Bajo Izqda.
33204 GIJÓN (Asturias)
APPRECEAS Aptado. de Correos, 620
AVILÉS (Asturias)
Teléf. 985 36 30 11
asturias@apprece.es
appreceas@hotmail.com